Avelino Corma recibe el Galardón Honorífico a la Excelencia Científica: “estamos en la cuarta revolución industrial y hay que generar tecnología unida a una manera de vivir sostenible”

El químico valenciano Avelino Corma, investigador distinguido de la Universitat Politècnica de València (UPV), profesor de investigación ad honorem del CSIC, y fundador del Instituto de Tecnología Química (ITQ, centro mixto de la UPV y el CSIC), recibió el sábado 2 de marzo el galardón honorífico a toda una trayectoria dedicada a la investigación de manos del Colegio Oficial de Ingenieros Químicos de la Comunitat Valenciana (COIQCV) y del Colegio Oficial de Profesionales en Ingeniería Química de Castilla-La Mancha (COPIQCLM), durante la I Edición de los Premios Nacionales Avelino Corma a Trabajos de Fin de Máster en Ingeniería Química (https://premiosavelinocorma.com/). En su intervención, destacó que “estamos viviendo la cuarta revolución industrial, la que llaman la revolución digital, y el desafío importante es que tenemos que cambiar el paradigma. En estos momentos ya no es importante solamente generar tecnología, sino que tenemos que generar tecnología y una manera de vivir sostenible”.

Acompañado de compañeros y compañeras de todas las universidades donde se imparte Ingeniería Química en España y del ITQ (UPV-CSIC), destacó el nivel de los trabajos presentados por el alumnado recién graduado y premiado en esta edición, “porque en un momento de cambio de valores, ellos han demostrado que la perseverancia es fundamental” y les agradeció que hayan enseñado a sus compañeros “la importancia de la termodinámica. Primera ley, hay que meter energía para sacar energía. Segunda ley, cuando conviertes una forma de energía en otra, siempre pierdes. Por tanto, si quieres el 100% tienes que meter el 120%”

Avelino Corma, que insistió en la afirmación “sí se puede, que nadie os diga que no”, resumió algunos de los éxitos logrados por los ingenieros químicos en España y en el mundo. Y explicó que uno de los grandes retos actuales tiene que ver con la denominada “química sostenible” y la “descarbonización”. “Pero para eso vamos a necesitar carbono para hacer moléculas que tengan carbono”, aseveró. Y para ello “habrá que acudir a las únicas fuentes en donde tenemos carbono renovable, en el CO2 atmosférico o a través de plantas cuando ellas lo asimilen”.

Continuó explicando que ya hace más de 20 años que los ingenieros químicos publican trabajos sobre la transformación de biomasa en productos químicos, “pero nadie nos prestó atención”. Corma cuenta que “en Cepsa creyeron que era posible, y dieron un primer paso y licenciamos con ellos una primera patente, que se sigue desarrollando, para convertir la biomasa en combustibles y en productos químicos”. Una línea de trabajo en la que se sigue avanzando a día de hoy y que permitirá grandes avances en la sostenibilidad y el camino hacia la reducción de la contaminación y la mejora del ecosistema mundial.

Fuente: https://premiosavelinocorma.com/comunicacion/