Las microondas, una herramienta eficaz para transformar moléculas de baja energía en combustibles sintéticos

Un equipo de investigación conjunto del Instituto de Tecnología Química (ITQ, UPV-CSIC) y el ITACA ha descubierto que las microondas pueden reducir y activar materiales sólidos cerámicos que normalmente son inertes, abriendo nuevas posibilidades para la conversión química de moléculas como el CO2 o el agua en productos de alto valor añadido.

El estudio, publicado en la revista Materials Horizons de la Royal Society of Chemistry, demuestra que las microondas son capaces de inducir cambios redox en los materiales sólidos, creando vacantes de oxígeno y facilitando el intercambio de iones de oxígeno molecular entre la superficie y el medio. Estos procesos ocurren a bajas temperaturas y con un control preciso de la energía aplicada, lo que supone una gran ventaja frente a los métodos convencionales que requieren altas temperaturas o corrientes eléctricas.

El equipo investigador ha realizado un análisis sistemático de los factores que influyen en la reducción por microondas y de las propiedades que se generan en los materiales, que los hacen más aptos para reaccionar con otras moléculas. Como prueba de concepto, han logrado producir hidrógeno, gas de síntesis y metano a partir de CO2 y agua usando los materiales activados por microondas.

Este trabajo abre una nueva vía para mejorar la eficiencia y la selectividad de la conversión química de moléculas de baja energía en combustibles sintéticos o compuestos químicos de interés industrial, aprovechando las ventajas de las microondas como agente reductor y activador de materiales sólidos.