Avelino Corma recibe el Premio a la Excelencia del Colegio Oficial de Químicos de la Comunidad Valenciana

AvelinookEl investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Avelino Corma, que trabaja en el Instituto de Tecnología Química, centro mixto del CSIC y la Universitat Politècnica de València, ha sido galardonado con el Premio a la Excelencia 2014 que otorgan el Ilustre Colegio Oficial de Químicos de la Comunidad Valenciana y la Asociación de Químicos de la Comunidad Valenciana. Corma recibió el galardón el pasado sábado, 15 de noviembre, con motivo de los actos de conmemoración de la festividad del Día Nacional de la Química y de su patrón San Alberto Magno.

La celebración tuvo lugar en el hotel Puerta de Valencia y contó con la presencia del coordinador institucional del CSIC en la Comunidad Valenciana, José Pío Beltrán. El galardón se suma a la extensa lista de reconocimientos del profesor de investigación del CSIC, que el pasado 24 de octubre recogió en Oviedo el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2014.

Avelino Corma, cuya investigación se centra en la catálisis heterogénea, ha publicado más de 900 artículos en revistas nacionales e internacionales, es autor de 120 patentes, una docena de ellas aplicadas en procesos comerciales, y ha escrito tres libros. Además, es miembro de la Royal Society del Reino Unido y ha sido reconocido con la Gran Medalla de la Academia de las Ciencias Francesas, entre otras distinciones.

Avelino Corma señaló durante su discurso su interés en que “la actividad científica y los desarrollos tecnológicos tengan una repercusión directa en el sector industrial español y en particular en el valenciano”, como en la planta piloto que la empresa International Flavors & Fragances inauguró en mayo de 2013 en Benicarló y que se basa en tecnologías desarrolladas en el Instituto de Tecnología Química. Por su parte, el decano del Colegio de Químicos, Vicente Gómez Casals, insistió en “el altísimo nivel que tiene la Química valenciana, de la que Avelino Corma es sólo la punta del iceberg”.