LIFE

LIFEEl proyecto GREENZO tiene como objetivo el desarrollo y validación a nivel pre-industrial de una planta piloto que permita la obtención de óxido de Zinc a partir de un residuo metálico no ferroso como el zamak. Su utilización será validada en dos sectores industriales: fabricación de caucho y procesos químicos de catálisis. Con esta acción, se conseguirá la valorización de residuos del proceso industrial de transformación de
zamak para su aplicación en productos de gran usabilidad.

En su ejecución, se procederá al diseño, desarrollo y puesta a punto de la planta piloto pre-industrial. Con El ZnO obtenido, además, se procederá al desarrollo y validación de los demostradores en las aplicaciones industriales indicadas.

En la actualidad no existe ningún tipo de procesado que permita la obtención a nivel industrial de óxido de zinc con esta procedencia residual. El reciclado de Zamak se emplea normalmente para producir lingotes de segunda, generando emisiones perjudiciales a la atmósfera. En cambio, para los procesadores resulta más rentable depositar los residuos en vertederos controlados, generando gran cantidad de residuos potencialmente
valorizable.

En la actualidad, el óxido de zinc tan sólo se obtiene de la zincita, un mineral derivado de la naturaleza. Con este proyecto, se conseguirá de un residuo industrial, en planta piloto compacta sin emisiones atmosféricas y reduciendo el empleo de recursos no renovables, lo cual le permite abordar problemas ambientales de distinta naturaleza. Por ello, se pretende realizar paralelamente una amplia difusión de los resultados del proyecto.

Este proyecto, financiado por la comisión europea a través del instrumento LIFE13 ENV/ES/000173, está liderado por AIJU y participado por ITQ-CSIC, WORTEUROPE y Cauchos KAREY.